martes, 29 de abril de 2008

Periodistas … ¿será que sí?


por Andrés Felipe Loaiza Colorado
loaizacolorado@gmail.com

Como estudiante de Comunicación y Periodismo (o como cualquier estudiante) hay cosas que no nos gustan de la carrera. Por ejemplo a mí lo que menos me gusta es el Periodismo, y lo peor de todo es que la carrera tiene seis (seis, six) periodismos; se convierte en una tortura para quienes no gustamos de él.

En realidad, analizando mejor la situación no es que no me guste el Periodismo, sino que hay cosas de los periodistas actuales que no me gustan, y lo que verdaderamente me gusta del Periodismo es una de las cosas que menos hacen los Periodistas hoy en día: investigar.
Frente a la No Investigación de los Periodistas hay varias cosas por decir, porque en realidad a veces no depende directamente de ellos:

Primero los medios de comunicación con la inmediatez no permiten que las noticias sean confrontadas lo suficiente como para llegar al fondo de la misma; o sea, se tiene la información, se va a la fuente, no se tiene tiempo de confrontar y esa es la noticia que sale.

Segundo, los dueños de los medios a veces no permiten que muchas noticias se investiguen o profundicen por intereses económicos, propios o de sus asociados o quienes pautan en su medio de comunicación.

Tercero, hay que reconocerlo, hay periodistas muy mediocres. Y dicha mediocridad no podemos atribuirla a lo empírico que sea el periodista o a la academia por la cual pasó; porque casos se ven en que los empíricos son excelentes investigadores y que otros (no pocos) que pasaron por las mejores universidades no son capaces de leer entre líneas a la hora de confrontar informaciones.

Y finalmente, se hace necesario que las universidades apunten a una formación investigativa y ética de sus comunicadores y periodistas, porque se ven unas “joyitas” en los medios de comunicación que no son capaz de disimular la palanca que los llevó al puesto que tienen y que muchas veces no sostienen dignamente.

Pero hay que reconocer también que como los hay malos, los hay muy buenos en lo que hacen: confrontan noticias, investigan, leen entre líneas, y no dependen del dueño del medio y su línea política, o de intereses económicos. O peor aún, Periodistas que por su entrega a la verdad y la investigación fueron acallados y masacrados, ¡la vida no debería ser así!; a ellos hacemos un reconocimiento porque no dependen de nadie más que la verdad misma para darle buen término a la información que día a día tenemos derecho a saber, o si no, ¿Dónde queda el bien social del Periodismo?